Category: Ode to the poet Page 1 of 2

Je te vois partout

Abriendo ventanas, cerrando heridas. Besançon, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

Abriendo ventanas, cerrando heridas. Besançon, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

Digas lo que digas, quítame las telas que me impiden poros compartir.

Read More

Mi abuelo, mi superhéroe

Mi abuelo y yo. Fuente: www.ritapouso.com

Mi abuelo y yo. Fuente: www.ritapouso.com

Mi abuelo. Eres el hombre de mi vida, el que durante mi crecimiento ha desempeñado todos los roles que han vertebrado la evolución de mis genes. Has sido, eres y serás siempre la figura masculina imprescindible en mi vida. El taxista que más carreras ha hecho para llevarme al colegio y recogerme; el cocinero con más estrellas Michelin entre las paredes de nuestro hogar; el sherpa de mis mochilas repletas de libros y de mi guitarra; el guía de los viajes de Barcelona-Vigo en tren, coche o barco; el humorista de los chistes más repetidos de la historia; el cantante que más conciertos ha dado entre fogones y después del carajillo; el padre con “los hijos más guapos del mundo”; el abuelo con “los nietos más guapos del mundo” y el bisabuelo con “los bisnietos más guapos del mundo”.

Se ahorró la naturaleza la creación de otro ser humano para incluir mi figura de padre y abuelo en un solo cuerpecito. Y vaya ser. Tú no puedes ser humano, tú eres un superhéroe.

Read More

Amarte

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

El beso de Klimt en ruinas. Fuente: www.elespanol.com

El beso de Klimt en ruinas. Fuente: www.elespanol.com

Dime tú que no hubo amor en los besos que te di.
Dime tú que no sentiste la envoltura de mi piel, la que me arranqué para protegerte de las hienas.
Dime tú que no viste el corazón en mis pupilas, cuando me quedé sin voz por quererte doliendo.
Dime tú que no quise la mejor versión de lo que fuimos y que me conformé con medias mitades.
Dime tú que no te he dado todo lo que tenía, a pesar de no poder otorgarte mis huesos.
Dime tú que no te he abrazado sin dejar mis suspiros en tu alma.

Read More

4 hombres en un mes

Cuatro. Cuatro hombres. Cuatro hombres en un mes. Cuatro hombres en un mes acosándome.

Hasta los huevos. Franche-Comté, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

Hasta los huevos. Franche-Comté, 2018. Fuente: www.ritapouso.com

El primero, el vecino. Con cartas por debajo de la puerta. Bonjour tu est tres belle envoie moi un sms au XX-XX-XX-XX-XX ou alors passe me voir chambre XXX. Quiso resolver su agresividad con una segunda carta: Salut, comment tu t’appelles? Et quel âge as-tu? Est-ce que nous pouvons faire connaissance? Si oui envoie moi un sms au XX-XX-XX-XX-XX ou alors viens me voir chambre XXX (la chambre à droite de la tienne). Bisous. PS: Tu es très charmante comme femme tu as l’air d’être une femme très douce. En español: quiero echar un polvo, pásate por mi habitación. A eso le sumó el picarme varias veces a la puerta aun no habiendo recibido respuesta. No quiso ver que si no hay sí, significa no. Solo el sí es sí. También llamó por teléfono a un colega suyo, gritando, delante de mi puerta para que yo oyera lo que decía de mí. Aún encima he tenido que ser agradable con él, darle la mano, agradecerle su “interés” por conocerme y presentarme porque sabe donde vivo.

Read More

Chiang Mai: mi primer amor

Mi mente, sentada en el sofá, devora continentes y recorre países. Se imagina Estambul, muy brillante, e Irán, extenso. Incluso de ella ha nacido la idea de unirlos a pie. Pero esa América, la más latina, tan capaz de comprender el sentido de una coma, un punto y una metáfora, me llama al ritmo de cumbias, rancheras y samba. Hay, sin embargo, un Atlántico que nos separa y que me bebería con tal de pisar ese sur, tan norte como el de arriba.

Chiang mai ciudad. Tailandia, 2014.

Chiang mai ciudad. Tailandia, 2014.

Read More

Ni tierra, ni mar, ni aire

Nacemos, crecemos y morimos. Es en el crecer donde prestamos más atención pues pasamos a ser dueños de nuestra conciencia y dejamos de ser guiados por otros, llámense abuelos, madres o tíos.

Sagrada Familia. Barcelona, 2017. Fuente: www.ritapouso.com

Sagrada Familia. Barcelona, 2017. Fuente: www.ritapouso.com

Read More

Occidente me escupió en la cara

Hace tiempo que no le quiero. Occidente me escupió en la cara.

Ojos que ven. Bhaktapur, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Ojos que ven. Bhaktapur, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Read More

¿Por qué miente el mentiroso?

Te fuiste no físicamente. O lo que es lo mismo, estás sin estar. Desde el momento en el que escupiste la primera mentira se esculpió un muro fronterizo entre tú y yo. ¿Se puede mentir mirando a los ojos? Sí. Una ocasión ejemplar para añadir algo nuevo a mi lista de aprendizaje diario.

Y esa mentira, esa p*** mentira, me ha llevado a la reflexión. ¿Por qué miente el mentiroso?

Consultando el horizonte. Swayambhu, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Consultando el horizonte. Swayambhu, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Read More

Katmandú llora monzón

En Nepal se conduce por la izquierda, dice la teoría. Sin embargo, muchos de sus habitantes decidieron ser más prácticos.

Niños. Katmandú, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Niños. Katmandú, 2016. Fuente: www.ritapouso.com

Read More

El mundo rendido ante ti

Te observan  las olas, con rabia. Desea su sal besar tus poros y sudar a través de tu piel. No puede. Se rinde.

Cogerte con pinzas. Bad Homburg vor der Höhe, 2015. Fuente: www.ritapouso.com

Cogerte con pinzas. Bad Homburg vor der Höhe, 2015. Fuente: www.ritapouso.com

Read More

Page 1 of 2

Copyright © 2019 ritapouso